Cyberpunk 2077: los matices de una ciudad que nunca duerme

Se dice que en Night City, cualquiera que haya explorado las calles y participado en su vida social, sali√≥ mejor y feliz, y en Cyberpunk 2077 es solo el pin√°culo. Por otro lado, ¬Ņqu√© se puede esperar de una ciudad para explorar, comprender y enfrentar, en un mundo de juego para ser experimentado en medio del sufrimiento, las privaciones y las continuas perturbaciones? ¬ŅY qu√© significa realmente vivir a la sombra de la Torre Arasaka, mientras todo cambia y se transforma, secando e innovando? Hay todo lo que podr√≠amos desear, de hecho, y mucho m√°s. Calles llenas de vida, gente con su rutina diaria, tiendas iluminadas con leds naranjas, azules y violetas, y ese t√≠pico ir y venir de alguien con prisa porque llega tarde a su lugar de trabajo. Quiz√°s un lugar de trabajo en las afueras, lejos del asfalto caliente de Pacifica, en el barrio que recuerda al Shibuya de Persona 5, con la √ļnica diferencia de que los mafiosos de las calles no se conforman con arruinar la vida de alguien, sino que pretenden ver mundo. arder, esperando que las llamas, una vez esparcidas por todas partes, son incluso capaces de envolver cada metro c√ļbico y apoderarse de los barrios y residencias de los m√°s desafortunados.



Si algo consigui√≥ Cyberpunk: Edgerunners fue transmitir precisamente estas sensaciones. Cyberpunk 2077, lanzado hace ya dos a√Īos, fue la producci√≥n de discordia para muchos, el videojuego m√°s discutido, amado y criticado. Es el videojuego que, despu√©s de dos a√Īos, es lo que todos esperaban despu√©s de un per√≠odo de altibajos, que todos conocen y en realidad es bastante in√ļtil repetir. Lleg√≥ a los anaqueles y a las bibliotecas digitales de los gamers, el esfuerzo de CD Projekt RED, gracias al √©xito de The Witcher, se supon√≠a que ser√≠a el punto de llegada de la casa desarrolladora polaca, as√≠ como el trabajo que te habr√≠a hecho sentir ese olor a next gen e innovaci√≥n que muchos est√°n esperando.



"Alg√ļn d√≠a te llevar√© a la luna"

En parte, especialmente despu√©s de los numerosos parches y el soporte posterior al lanzamiento para solucionar los problemas, el trabajo del equipo con sede en Varsovia renace bajo una nueva luz. Un camino problem√°tico, lento y complejo, que ha proyectado al jugador a una ciudad dividida entre el poder de las corporaciones y multinacionales y la pobreza, que en Night City est√° realmente en todas partes, y no solo en sus numerosos distritos urbanos. Si miras m√°s de cerca, es incluso all√≠ donde no pensar√≠amos en absoluto: detr√°s de todas esas luces cegadoras, en realidad, est√° la Ciudad Nocturna real, devastada por el poder, reducida a un mont√≥n de polvo y sostenida solo por personal. intereses. Vidas arruinadas, vidas perdidas, vidas que ahora, despu√©s de un tiempo, no cuentan para nada. Son existencias vac√≠as, cascarones de un pasado desgarrador y devastador, reducidos √ļnicamente a recorrer las calles de la ciudad con el √ļnico objetivo de sobrevivir un d√≠a m√°s.

Cyberpunk 2077: los matices de una ciudad que nunca duerme

No hay tiempo para parar, no hay tiempo para mirar alrededor y no hay tiempo para averiguar si alguien est√° en problemas, pero la verdad, terrible y mucho m√°s ensordecedora que el silencio, es que nadie parece interesado en pedir un pero no. Cyberpunk 2077, para llegar a despertar estas sensaciones, tard√≥ dos a√Īos, y mientras los parches reordenaban una situaci√≥n desagradable en consola, en cambio en PC todo iba en auge. La gente se perd√≠a por todas partes siguiendo la historia de V y Johnny Silverhand, el hombre que, a pesar del clima, ha sobrevivido a la crueldad y la especulaci√≥n de Arasaka, incluso logrando vencer a la muerte.


Dos a√Īos para llegar a esto, dos a√Īos para materializar una historia escrita con madurez y pasi√≥n, dos a√Īos para recordarle al jugador lo importante que es observar la luna y perderse en esas estrellas que Daniel y Lucy conocen muy bien. Dos a√Īos de cr√≠tica, de gran trabajo del equipo polaco y de una sensibilidad que, inesperadamente, ha tenido la capacidad de hacernos entender de verdad lo que realmente esconde esa ciudad de las mil y una noches que, sin embargo, entre altibajos, ha hecho odiar tanto como amar. Si Cyberpunk 2077 saliera hoy, ser√≠a exactamente el videojuego con el que CD Projekt RED lleva so√Īando desde que empez√≥ a sentar las bases del proyecto, inmediatamente despu√©s de la publicaci√≥n de The Witcher 2: Assassins of Kings. Un sue√Īo complejo y vanguardista que, despu√©s de tanto tiempo, ha tenido √©xito, sin embargo, no de la forma que todos hab√≠an imaginado. Adem√°s, todos a√ļn recuerdan la suntuosa aparici√≥n de Keanu Reeves y el famoso chiste que ahora todos recuerdan con una sonrisa. Fue una √©poca feliz pero nadie lo imagin√≥, y eso fue antes de la pandemia.


Eso fue antes de que saliera Cyberpunk 2077, se publicaran rese√Īas y se lanzaran parches generosamente. Fue antes de la historia de Daniel y Lucy, y a√ļn era ese per√≠odo posterior a la publicaci√≥n de Death Stranding, en el que todos esperaban nada m√°s que respirar el aire de un g√©nero a√ļn inexplorado en ese momento. Y en los dos √ļltimos a√Īos, entre una cosa y otra, han llegado Cloudpunk, Ghostrunner y otras producciones que, bebiendo de escenarios futuristas y directamente del g√©nero de referencia que tambi√©n retoma CD Projekt RED, han tratado con Cyberpunk de cerca, pero no tan cerca como muchos esperaban. Deus Ex hab√≠a llegado antes, pero Cyberpunk, desde su anuncio, se plante√≥ como una obra diferente, cuidada y atenta a los detalles.


Cyberpunk 2077: los matices de una ciudad que nunca duerme

Una cosa que, Hoy en d√≠a, no es totalmente f√°cil de conseguir. Sin embargo, como todos saben, se trata de una operaci√≥n medio exitosa, pero esto no la configura en absoluto como una experiencia negativa o totalmente cuestionable, cuando en realidad est√° parcialmente abierta a la cr√≠tica en varios aspectos. Un videojuego renacido de las cenizas que ahora, despu√©s de un tiempo, es la obra que muchos esperaban. No es perfecto, porque ning√ļn trabajo realmente lo es. Su historia real, si lo pensamos bien, no se diferencia de la virtual. Y cu√°nto tiempo he vivido, ahora que he llegado a los cr√©ditos, es magnifico como nunca me lo esperaba. Las luces brillan en el cielo, el silencio es roto por el rugir de los motores y las voces de la gente. Es la Ciudad de la Noche.

Una ciudad, una esperanza, un nuevo futuro

Al interactuar con Cyberpunk 2077 y su din√°mica, no sab√≠a exactamente qu√© esperar: sin embargo, sab√≠a que hab√≠a mucho por descubrir y comprender. Fue una experiencia que dur√≥ dos a√Īos esperando el parche next gen, y reconozco que no era el videojuego que m√°s esperaba, a pesar de conocer CD Projekt RED desde 2007. √öltimamente, sin embargo, lo complet√© y me entendi√≥, tambi√©n gracias a la serie animada de Netflix, lo que escond√≠a la proverbial madriguera del conejo, frente a la realidad que, De una manera u otra, Admito que son absolutamente relevantes ahora..


Me refiero, adem√°s de la propia experiencia, a sus temas. L‚Äôopera del team, extrayendo lecciones de The Witcher y las tramas escritas por Andrzej Sapkowski, propon√≠a situaciones que, si se examinaban cuidadosamente, son mucho m√°s profundos de lo que imaginamos. Las corporaciones, dirigidas por sistemas capitalistas que explotan el trabajo y no garantizan una vida c√≥moda a los m√°s pobres, est√°n devastando cada vez m√°s el planeta, desintegr√°ndolo. Del contexto, una vez que llegu√© a cierto punto de la experiencia, descubr√≠ que el siguiente paso es el espacio, ahora un destino seguro para cualquiera lo suficientemente loco como para querer alcanzarlo, yendo mucho m√°s all√° del infinito y sus ramificaciones. Hay un futuro que hay que escribir y pensar, hay una ciudad que salvar, aunque ya sea irrecuperable, y hay una pol√≠tica de explotaci√≥n que drena la vida de quienes no alcanzan a llegar a fin de mes. . Las referencias de Cyberpunk: Edgerunners, similares en tradici√≥n a las de la experiencia Cyberpunk 2077, capturan de manera √ļnica las realidades fuera del mundo virtual de Night City. Trat√°ndose de situaciones delicadas, la historia de Daniel y Lucy es similar a la de V y Johnny, y la belleza de Cyberpunk 2077 se centra precisamente en la construcci√≥n narrativa y escritura de los personajes, misiones y situaciones que se configuran dentro de la experiencia. que cambia y divierte, dej√°ndote sin palabras.

Cyberpunk 2077: los matices de una ciudad que nunca duerme

Este tipo de enfoque, adem√°s de ser did√°ctico y detallado, combina el primer punto de la pregunta: la ciudad. Night City es enorme, con rascacielos que acarician las nubes y pantallas de plasma que muestran el √ļltimo corte de pelo de una diminuta modelo. Sin embargo, es una ciudad libre, pero no tan libre como uno piensa, aunque uno puede vivir su sexualidad sin preocupaciones. La conciencia sexual, otro tema insertado en la narrativa con inteligencia y sensibilidad, perfila as√≠ una sociedad sin dictados, donde lo importante es ser uno mismo. Sin embargo, ¬Ņc√≥mo puede coexistir esto con los intereses de multinacionales como Arasaka, a quien no le importa la vida de las personas?

V, que se puede personalizar como prefieras, es un protagonista que puede elegir quién ser, qué hacer y cómo interactuar con las personas de su elección. En este sentido, Esta es sin duda la parte más interesante de la producción., pero en Night City, nunca hay demasiado espacio para ser uno mismo. Es una sociedad, de hecho, análoga a la real, con sus hipocresías. Night City promete libertad sexual, amor simple y dinero, y trabajos bien pagados, pero quienquiera que lo dirija realmente no piensa en la gente. Mientras caminaba por la ciudad, preguntándome a dónde iban todos y qué estaban haciendo con sus vidas, Me di cuenta que todo ya estaba preestablecido desde el principio.

En las calles, la polic√≠a estaba por todas partes, encargada de detener a cualquier ciberpsic√≥pata y otros personajes de este calibre, dispuestos a todo para detenerlos. Y s√≠, incluso para matarlos. Night City est√° llena de puestos de control y viejos caminos que, una vez, fueron utilizados por otras personas en una era distinta de 2077. Y tal vez tambi√©n amabas de manera diferente y ten√≠as mucho miedo de ser t√ļ mismo. Hab√≠a esperanza de un futuro mejor. Hab√≠a voluntad de cambio, hab√≠a voluntad de lucha y hab√≠a quien apoyaba a cualquiera. Era otro tiempo, tal vez, pero en realidad no era tan diferente al actual: siempre estaba el poderoso de turno, y lo √ļnico real era el amor. La Ciudad Nocturna de hoy, entre la perdici√≥n y el deseo, es sin embargo m√°s libre y mejor en muchos aspectos, sin embargo, nada ha cambiado: Las corporaciones sostienen la vida y la muerte de las personas, su ruina y su alegr√≠a.

Cyberpunk 2077: los matices de una ciudad que nunca duerme

En una crueldad sin l√≠mites, sin embargo, se esconde un futuro lleno de inc√≥gnitas, que descubr√≠ avanzando en la experiencia del juego, explorando cada lugar, hablando con extra√Īos y comenzando misiones de todo tipo. Eleg√≠ a qui√©n amar, eleg√≠ a qui√©n ayudar y mientras tanto eleg√≠ en qu√© convertirme. El futuro, en Cyberpunk 2077, es el punto focal de la experiencia de juego, porque cada acci√≥n tiene consecuencias y el final puede ser diferente seg√ļn las elecciones del jugador. En el curso de la experiencia, sin embargo, uno decide qui√©n ser ya qui√©n amar, y esto representa un punto de salvaci√≥n que no debe ser subestimado en absoluto, considerando el estilo adoptado para hablar sobre el futuro de una manera diferente. Como mencion√© antes, Night City es una ciudad compleja, dif√≠cil de contemplar y absorber, pero es ella la que capta elementos importantes, es la que logra ofrecer algo √ļnico y es ella, una vez m√°s, ser el verdadero protagonista de este mundo.

El presente de Cyberpunk 2077

Entre sus calles transitadas, sus aceras llenas de gente, sus tiendas de todo tipo, sus andamios y sus luces de ne√≥n, hay algo que esconde historias increibles. La de V, que escribe el jugador y, sobre todo, la de Johnny Silverhand, una tragedia rom√°ntica que, adem√°s, involucra a los personajes, a toda la ciudad y a los paradigmas de una sociedad que intenta ser innovadora y diferente al pasado, pero que se en realidad a√ļn peor, llevado al extremo y devastado. V y Johnny, Two Souls en un mismo cuerpo, son los incre√≠bles protagonistas que, de una forma u otra, es imposible dejar ir, porque son existencias de esa ciudad tan atormentada y devastada, que se ve obligada a lidiar con ella. el su pasado, su presente y su futuro, obligado a cambiar, para mejorar y cambiar la piel.

  • Johnny, por otro lado, no existir√≠a sin V, y V no existir√≠a sin Johnny. De hecho, cada una de sus relaciones cercanas con otras personas contiene sus personalidades, entre fantasmas del pasado, certezas del presente y certezas del futuro. Por lo menos, el personaje de Keanu Reeves recuerda que nunca cometi√≥ los mismos errores que √©l. A pesar de esforzarse por no admitirlo, Johnny Silverhand ama a V y se preocupa por su futuro m√°s que nadie. Los matices de Cyberpunk 2077, llegado a esto, son m√ļltiples y cada tema solo puede ser explorado haciendo correlaciones entre los dos protagonistas de la obra, aunque hay un tercero. Nighy City es fascinaci√≥n, condenaci√≥n, miedo y terror. Es muerte y sangre, es soledad y desesperaci√≥n. Pero tambi√©n es asombro, asombro, rebeld√≠a y amor. Es todo esto porque, al fin y al cabo, es el verdadero protagonista de un videojuego finalmente completo.

  • A√Īade un comentario de Cyberpunk 2077: los matices de una ciudad que nunca duerme
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.